domingo, 19 de enero de 2014

CAPITULO 25: NOCHE BUENA; BUENA; PERO BUENA!!!!


Silvia está eufórica, ha vencido la en la batalla por el corazón de Luke. Ha ganado la medalla de oro, se lleva el primer premio, se lleva el soltero de Oro!!! Silvia está cachonda, muy cachonda, hoy van a dormir al piso de Luke, pero creo que quiere tener primero una celebración Navideña con todos los accesorios!!!

Silvia mira a Luke, le saca la lengua descaradamente acariciando el contorno de su labio superior con su sensual lengua … Luke siente la erección llegando a su pene, le gusta mucho Silvia, y ella realmente sabe que con una mirada y un pequeño gesto él se pone a mil.

Todavía falta una horita hora para cerrar el centro comercial. Las compañeras la miran y ven que está contenta. Le guiñan el ojo, y seguidamente miran a Luke.
Luke parece que aun siente cierto pudor y no ha mencionado nada a ningún compañero, pero Silvia en plena ebullición tras la victoria frente a Christine no aguanta más. Se le va la olla totalmente, no hay otra explicación, y empieza a hacer un baile muy cachondo, sexy y divertido que deja a todo el mundo boquiabierto.

Los visitantes del centro se quedan estupefactos, pero lo ha hecho de una manera tan divertida que a todo el mundo le gusta y la vitorean. Luke está un poco avergonzado, y Silvia se sonroja, pero ya que Silvia le ha dedicado un baile en publico, él se levanta de su asiento de elfo jefe, se acerca a ella y le planta un beso de aquellos que hacen que sus zapatos de elfo navideño todavía sean más puntiagudos.

Tienen publico y todos les aplauden. Los compañeros están muy felices, realmente están encantados de que por fin no se escondan más. Parece ser que todo el mundo se ha dado cuenta de lo suyo desde hace días… que raro, han tenido mucho cuidado…pero los dos se sienten felices por la liberación y la celebración grupal: Nada mejor que el amor para animar los preparativos de la noche buena.


Se termina la jornada, ya sólo les falta recoger. Santa Claus, les saluda a todos afectuosamente y se dirige a la salida gritando “HO, HO, HO” “MERRY CHRISTMAS”. Todos los niños le siguen y el centro comercial se va vaciando.

Los chicos y las chicas recogen un poco, pero Luke quiere estar a solas con Silvia y envía a todos a casa. Los compañeros están radiantes, alegres, se respira complicidad entre todos ellos, pero Silvia y Luke quieren abrazarse y besarse en privado así que los demás se alejan hacia el vestuario sin contarles que tienen una fiestecita preparada.

Silvia y Luke se quedan solos en el hall, de nuevo el vigilante empieza su ronda y ellos se abrazan fundiéndose en un bonito beso. Sus compañeros en el vestuario han traído whisky y otros licores y se ponen a celebrar el fin de la campaña de Navidad allí mismo.
Las chicas empiezan a hacer el tonto y a hacer la imitación del baile de Silvia. La verdad es que lo exageran un poquito y Helen y Jake acaban haciendo un striptease.
Cada uno a su ritmo se está calentando, esa habitación es demasiado pequeña para que no haya roces de piel al coger las bebidas o al bailar… el ambiente se va caldeando. Las dos chicas que tienen novio se van rápido porque las esperan, así que quedan menos en el vestuario. Los chicos y sobretodo las chicas, no solamente están bebidos sino que cada vez llevan menos ropa. Deciden todos juntos ir a ducharse y salir de marcha, pero una vez en las duchas. … 
La locura se apodera de ellos. Amanda está como una moto, ella se quedó con ganas de más el otro día en el bar con las chicas y ahora el cuerpo de su compañero más “oscuro” la pone a mil. Todos en la ducha y ella se acerca sigilosamente. No le da vergüenza, está borracha, le abraza por detrás y le dice al oído:
- Ésta elfo quiere un bastón de caramelo oscuro como regalo de Navidad.
- Jajaja – se ríe él  mientras ella pasea su mano sobre la cintura de él en dirección sud – No hay problema, seré generoso contigo, mi bastón te gustará.
Los dos empiezan a acariciarse bajo el agua, se estrujan apasionadamente y el gran bastón de caramelo del elfo más cachas del grupo está listo para ser devorado. Amanda primero se lo chupa, mientras los compañeros están empezando a ponerse tan cachondos que se han empezado a enjabonar respectivamente. Se mete todo lo que puede de ese caramelo en la boca, pero es muy grande, no cabe…. Entonces Helen que está como una loca se acerca a chupárselo también.
La que se está liando, los otros chicos no se cortan un pelo. Sus penes están erectos y la verdad es que ya que todos son amigos y todos han bebido por igual, la fiesta debería ser para todos.
- Chicas – aquí hay bastones de caramelo de sabor vainilla, quien viene a probar?
La tercera chica se acerca a ellos y coge cada uno de los palotes en una mano. Se besan, primero a uno y luego al otro regalándose lengüetazos dentro y fuera de la boca. Uno de los chicos le masajea los pechos, el otro empieza a estimularse el clítoris…
El bombón de chocolate ha cambiado de posición, las chicas se morrean entre ellas mientras él toca a una entre las piernas y se mete lentamente en Amanda haciendo ligeros círculos con su culito sabrosón.

Helen decide que quiere ayudar a su compañera para que las tareas queden más repartidas. Se acerca a otro de los chicos y le empieza a comer el bastón. Wow, que imagen, se lo están pasando en grande, la coordinación parece perfecta y el “timming” también. Se lo montan poco a poco unos con otros, siendo amigos han dejado de preocuparse de lo que otros puedan pensar, están todos “en el ajo”.
Las tres chicas se ponen en circulo mirándose unas a otras y besándose con la lengua bien profundo. Se tocan los pechos, se acarician, se enredan las manos enjabonando sus cabellos y masajeando su cuello mientras se comen los labios las unas a las otras…, pero los chicos se posicionan detrás de ellas … cada uno coge a una por la cintura y empiezan a dar “baile de bastones”. Entran y salen, más y más, las chicas disfrutan mucho por la combinación de sensaciones, entre lésbicas y heteros, los chicos sienten que parece una película porno, eso les pone aún más, nadie antes había hecho algo en grupo, y les encanta..
MMMMM, HAHHHHA, OH YEAH …. se oye desde fuera del vestuario.

Silvia y Luke se acercan para ver qué ocurre, han estado tranquilamente recogiendo sus cosas y besándose románticamente por el hall y se habían olvidado completamente de ellos.
Al entrar en el vestuario no ven a nadie pero confirman que las voces vienen del vestuario, concretamente de las duchas. Se acerca sin hacer ruido, y se encuentran con la escena… wowowwwww, flipados es poco, sus ojos recorren los cuerpos de todos sus amigos relucientes por el agua, el jabón y el aceite que alguien ha traído … lógicamente tanto Silvia como Luke se ponen como motos, se dan la vuelta sin ser vistos y :
- Y yo que decía que no quería mezclar trabajo con amor … - dice Luke.
- Bueno, ya ves que no somos los únicos – responde Silvia.
- Estoy muy cachondo – dice Luke - ¿Quieres apuntarte a la fiesta o nos montamos la nuestra?
- Yo creo que mejor no entrar ahora, parece que están pasándolo muy bien.
- Vámonos a celebrarlo tu yo, no aguanto más – dice Silvia.
Salen del vestuario y empiezan a morrearse locamente, se empiezan a arrancar la ropa, besarse y magrearse por todas partes. Quieren follar en el escenario navideño, por suerte está cerca porque sus cuerpos están tan hambrientos que quizás no van a poder aguantar.
Llegan por fin medio desnudos al hall, ella en bragas y el sin nada. Se enrollan con tanta fuerza que caen al suelo, luego se frotan cuerpo contra cuerpo dando vueltas por encima de la alfombra blanca mientras chocan con el carrusel. Silvia en pose sensual apoyándose en una bola gigante decorativa dice:
- Fóllame encima de un reno – dice Silvia montándose en el muñeco enorme.
- Si quieres que la cabeza te de vueltas eso es lo que te voy a dar.

Silvia está subida en el tiovivo, está más alta que Luke en esa posición. Ella abre sus piernas sonriendo y él mete su cabeza con ganas para comerle bien aquella rosa roja española. La chupa vigorosamente, ella se sujeta a su cabeza con una mano y con la otra al mástil del reno girador, Luke mete su lengua a dentro de ella y le aprieta las nalgas fuertemente, repetitivamente, mientras la estruja y sorbe sin parar. Silvia no resiste más y se corre en ese momento jadeando de placer, su espalda arqueándose casi peligrosamente para poderse sujetar allí arriba. Pero él no la deja libre, la chupa más y más, y luego la coge en brazos clavándole su polla dentro mientras la lleva como a una niña hacia el sillón de Santa Claus.
- Ahora te vas a sentar en mis rodillas, y vamos a ver si has sido una niña buena o mala – dice Luke.
Silvia se derrite, le encantan ese tipo de comentarios calientes usando sólo palabras de buen gusto.
- Pues creo que he sido mala, pero no lo suficiente, el año que viene me portaré mucho peor – dice Silvia.
- Pues entonces me vas a tener que decir todas las cosas malas que quieres hacer.
- MMMMMM lo primero que voy a hacer es dejar el sillón de Santa Claus bien empapado de flujos. Te voy a follar hasta quedarme seca!
- Me gusta la idea - dice Luke.
Él está sentado en el gran trono y ella se sube encima de él menando su culito respingón para sentir su precioso y perfecto pene estimular cada parte del interior de su flor de loto.
Los dos empiezan a gemir:
- Ahahahah, se menean mucho, fuerte y a buen ritmo.
Silvia frota su clítoris contra la pelvis de Luke con cada movimiento y después de unos minutos decide cambiar de posición. Se pone como en cuclillas encima de la silla, con el pene de Luke aún dentro de ella. Se coge al borde de la silla de Santa Claus, agarrándose de los dos lados justo encima de la cabeza de Luke, y se deja caer hacia atrás. Luke se mueve lentamente para darle tiempo a Silvia de encontrar su punto de máxima estimulación en esa nueva postura. Su pene está muy duro … a Silvia le encanta sentir aquel miembro viril tan fuerte dentro de ella. A Luke le encanta verla en una actitud tan salvaje: con su pelo cayendo hacia atrás y sus labios enrojecidos por el placer y gimiendo sin cesar.
Mientras ella está inclinada hacia atrás, él la sujeta por la cintura y entonces tiene a su disposición dos pechos firmes y saltarines que se mueven frente a él. Los chupa sin poder cogerlos con las manos, se los mete en la boca tirando de ellos y lamiendo sus pezones. Silvia se está volviendo loca de nuevo, él siente como su calor interno y la tensión en dentro de la vagina de Silvia indican un nuevo orgasmo a punto de llegar.
La penetra con más vigor, y ella empieza a gritar :
- Ahahahaahahahhaha.
- Aaaaaaa – seguidamente grita Luke porque no ha podido aguantar más. Se corre como un loco y ella también. Se olvidan del mundo disfrutando de cada espasmo, se han olvidado también del condón …

Sus gritos no han pasado desapercibidos y enseguida oyen que alguien se acerca. Empiezan a vestirse pero no les da tiempo… sus compañeros están ahí, impresionados por la fiesta privada de Silvia y Luke en el sillón de Santa Claus. En ese momento llega también el vigilante que sólo ve a los elfos vestidos de calle de espaldas a él.
- ¿Qué son esos gritos? ¿Quién anda ahí? – dice.
Los compañeros abren la barrera que habían formado para cubrir la escena erótico-festiva en el hall ya que el vigilante les está apuntando con una pistola.
- ¿Otra vez vosotros? – dice el vigilante.
- Ups, se nos ha ido la olla con tanto espíritu navideño, lo sentimos…
- Pues …. No lo sintáis tanto …. Me lo he pasado muy bien viendo las grabaciones de vuestras fiestecitas…. ¿Porque creéis que nunca os he interrumpido? Hay cámaras por todas partes, son las normas del centro…
Silvia y Luke se quedan sin palabras … y luego se ríen, qué más da, si se divierte pues que aproveche, a nosotros “que nos quiten lo bailao”.
- Supongo que no nos las puedes dar ¿no?
- Pues no, además en un par de días si no hay incidentes, se regraban.
- Pues, me las podrías dejar para hacerme una copia  dice Luke – mientras recibe un codazo de Silvia que todavía está ahí en paños menores avergonzada ante la mirada de todos los colegas y el vigilante cachondo.
- Veré qué puedo hacer – dice- yo creo que te lo puedo organizar.
- Genial! Feliz Navidad – dice Luke!
- Feliz Navidad chico, estáis locos!!! Que lástima que en el vestuario no hay cámaras, me puedo imaginar la que habéis montado allí también por el escándalo que he oído…
- Solamente hemos celebrado un poquito el inicio de las vacaciones, nada espectacular … - dice Amanda.
- Perdona guapa, pero estas han sido mis Navidades más calientes! – dice Helen.
- Y para mí – responden todos a la vez.
- Pues para mí ni te cuento – dice el vigilante - he venido a trabajar con más ganas que nunca ….

Se despiden y todos salen fuera. Helen, Amanda, Jake y los demás esperan a que Silvia y Luke se vistan tranquilamente para ver si se apuntan a la “after party”.


Silvia y Luke tienen ganas de …..



4 comentarios:

  1. Jolin, menuda orgía se han montado, que cambio de estilo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El calentamiento global, nos afecta a todos.

      Eliminar
  2. Buenisimo ,hoy genial en contenido y continente Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Poco a poco se van liberando y relajando ....

      Eliminar